autoridade moral

Do Granma:

“La ilegal base de Guantánamo, convertida en campo de concentración por obra y gracia de la pasada administración de la Casa Blanca, ha sido un reflejo claro de las más brutales torturas y otros vejámenes practicados con los auspicios de los más altos directivos del gobierno, incluyendo al ex ministro de Justicia, al ex vicepresidente y al ex presidente de los Estados Unidos.

[...]

El actual mandatario estadounidense, conocedor del desprestigio de su país por los métodos de tortura aplicados durante la administración Bush, reiteró y aseguró la prohibición de estas. Pero un enorme dilema, el de qué hacer con los responsables de estos hechos, sigue sin respuesta y comprometiendo las palabras del presidente.

La presentación de un informe del Departamento de Justicia sobre las “técnicas de interrogación mejoradas” usadas en el pasado con sospechosos de terrorismo y el pedido de que sus responsables sean procesados, siguen sin encontrar una explicación satisfactoria en la sociedad norteamericana.

La pregunta es: ¿Cuándo y cómo se juzgarán a los funcionarios de alto nivel dentro del gobierno, que dieron la luz verde para el uso de las llamadas “técnicas intensivas” o “mejoradas” en los interrogatorios, y a los agentes que las utilizaron siguiendo las órdenes superiores?”

Deixe um Comentário

Campos requeridos possuem um *.